¿Es recomendable correr cada día?

Si hay una cua­li­dad que todos los triatle­tas tie­nen en común, es la dedi­ca­ción. Y aun­que cada uno tie­ne una idea dife­ren­te de lo que sig­ni­fi­ca ”estar dedi­ca­do” a su entre­na­mien­to, es fácil lle­var las cosas dema­sia­do lejos esca­ti­man­do los días de des­can­so, espe­cial­men­te aho­ra que las redes socia­les faci­li­tan más que nun­ca la com­pa­ra­ción de tu ren­di­mien­to con los demás.

Tie­ne sen­ti­do pen­sar que correr todos los días ‑aun­que sea unos pocos kiló­me­tros- nos hace más fuer­tes y más rápi­dos a lar­go pla­zo. Pero, ¿esta men­ta­li­dad de ”no tener días libres” está hacien­do más daño que bien?

Hay muchas razo­nes por las que la gen­te se adhie­re a la filo­so­fía de ”no tener días libres”. Por un lado, algu­nas per­so­nas des­cu­bren que es más fácil seguir corrien­do y hacien­do otros tipos de ejer­ci­cio si lo con­vier­ten en un hábi­to dia­rio. Otra es que los triatle­tas (de cual­quier nivel) son com­pe­ti­ti­vos no sólo con los demás, sino tam­bién con­si­go mis­mos, lo que pue­de lle­var a aña­dir un entre­na­mien­to más o un kiló­me­tro más.

Nues­tra natu­ra­le­za com­pe­ti­ti­va a veces se sobre­po­ne a nues­tra lógi­ca y razón cuan­do que­re­mos algo real­men­te, como ese pró­xi­mo PR, obje­ti­vo de carre­ra o nue­va distancia.

Hay depor­tis­tas que corren todos los días para cal­mar sus ner­vios, pro­por­cio­nar momen­tos de cla­ri­dad o ayu­dar con la ansie­dad en su vida diaria.

¿Correr todos los días está bien?

Hay per­so­nas que pue­den sopor­tar entre­nar todos los días y otras a las que les cues­ta mucho vol­ver al gim­na­sio o salir a correr des­pués de un día de descanso.

Pero nece­si­ta­mos tiem­po para recu­pe­rar­nos men­tal­men­te, e inclu­so tomar­nos un día de des­can­so pue­de dar a nues­tros cuer­pos y men­tes la opor­tu­ni­dad de hacer­lo. Si no deja­mos que nues­tro cuer­po se recu­pe­re, exis­te la posi­bi­li­dad de agotarse.

Tam­bién tene­mos que dar­nos tiem­po para recu­pe­rar­nos físi­ca­men­te. Resul­ta que tomar­se las cosas con cal­ma de vez en cuan­do ayu­da a nues­tro cuer­po a fortalecerse.

Fisio­ló­gi­ca­men­te, el cuer­po res­pon­de al estí­mu­lo for­ta­le­cién­do­se si tie­ne la opor­tu­ni­dad de res­pon­der. Es decir, los perio­dos de sobre­car­ga ‑días ”duros”- segui­dos de perio­dos de recu­pe­ra­ción ‑días ”fáci­les”- son la mejor opción para la mayo­ría de triatletas.

Esto se debe a que nues­tro cuer­po pasa por un pro­ce­so lla­ma­do adap­ta­ción en el que se pro­du­cen cam­bios fisio­ló­gi­cos a nivel celu­lar ‑como la cons­truc­ción de más mito­con­drias y vasos san­guí­neos, y la fabri­ca­ción de más san­gre y fibras mus­cu­la­res más fuer­tes-. El cuer­po no pue­de hacer todo esto si no se le da la can­ti­dad ade­cua­da de tiem­po (y de com­bus­ti­ble) para hacer­lo, dice. Sin embar­go, la can­ti­dad de tiem­po ”ade­cua­da” varía según la persona.

Qué hacer exactamente en los días de descanso

Algu­nos triatle­tas pue­den salir­se con la suya con una carre­ra muy cor­ta y de rit­mo fácil como su día de ”recu­pe­ra­ción”.

Si eres una per­so­na que siem­pre está luchan­do con­tra las lesio­nes, pro­ba­ble­men­te no debe­rías hacer kiló­me­tros todos los días, sino que te va mejor con un ver­da­de­ro día de ’des­can­so’. Otros triatle­tas pue­den encon­trar que res­pon­den mejor si hacen una acti­vi­dad que sea mucho menos estre­san­te que correr ‑tal vez cami­nar o tal vez hacer algo de nata­ción fácil.

Lo pri­me­ro que hay que tener en cuen­ta, según Hamil­ton, es que, sea cual sea la acti­vi­dad de recu­pe­ra­ción que pre­fie­ras, no debes res­tar­le impor­tan­cia al pro­ce­so de esti­mu­la­ción de esos cam­bios fisio­ló­gi­cos. En otras pala­bras, no te estás hacien­do nin­gún favor hacien­do un entre­na­mien­to duro en la pis­ci­na. Sólo por­que no estás corrien­do, un entre­na­mien­to duro sigue sien­do un entre­na­mien­to duro, no impor­ta qué.

La mayo­ría de los triatle­tas, sin embar­go, des­cu­bri­rán que rin­den más en las carre­ras si res­pe­tan el pro­ce­so de entre­na­mien­to y las exi­gen­cias fisio­ló­gi­cas que se impo­nen a sus cuer­pos a medi­da que se ace­le­ran. El sue­ño for­ma par­te del entre­na­mien­to. El des­can­so for­ma par­te del entre­na­mien­to. Si quie­res ser el mejor, debes pro­por­cio­nar tan­to estrés (sobre­car­ga) como des­can­so (recu­pe­ra­ción).

ETIQUETAS: 

5 1 voto
Valoración
Quiero estar al día
Avísame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Subir

Rellena este formulario para entrenar con ADN Triatleta.

Rellena este formulario


Datos personales

Elige tu modalidad

*prueba 15 días gratis para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta
Logo ADN Ciclista

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Rellena este formulario para probar 15 días gratis.

Rellena este formulario


Datos personales

*prueba durante unos días para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta