Evita el sabotaje mental (parte 6): cómo superar el miedo al fracaso

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

El mie­do al fra­ca­so es una fuen­te de estrés y ansie­dad que soca­va tu máxi­mo ren­di­mien­to y no te per­mi­te alcan­zar tu máxi­mo potencial.

Con­ti­nuan­do la serie de artícu­los sobre cómo domi­nar tu fuer­za men­tal para el día de la carre­ra, vere­mos cómo el mie­do al fra­ca­so pre­sen­ta varios pro­ble­mas de for­ta­le­za men­tal, como la baja con­fian­za en ti mis­mo, la ansie­dad, la ten­sión, la fal­ta de con­fian­za o la preo­cu­pa­ción por come­ter errores.

El mie­do al fra­ca­so es común entre los triatle­tas per­fec­cio­nis­tas y aque­llos que están alta­men­te moti­va­dos para com­pe­tir al más alto nivel, sien­do un pro­ble­ma par­ti­cu­lar para los triatle­tas de resistencia.

La mayo­ría de las preo­cu­pa­cio­nes por el ren­di­mien­to se deben a pen­sar dema­sia­do en los resul­ta­dos, los erro­res duran­te la carre­ra o la posi­ción en que crees que debes terminar.

Para algu­nos triatle­tas, el mie­do al fra­ca­so pue­de ser una moti­va­ción para tra­ba­jar más duro. Sin embar­go, a menu­do se con­vier­te en ten­sión, ansie­dad y sobre­en­tre­na­mien­to para las carre­ras. En últi­ma ins­tan­cia, el mie­do al fra­ca­so impi­de que los triatle­tas rin­dan con abso­lu­ta con­fian­za y libertad.

Tipos de mie­do al fracaso

  • Mie­do a la enor­mi­dad del evento.
  • Mie­do a la vergüenza.
  • Mie­do de dejar a otros atrás, como com­pa­ñe­ros de entre­na­mien­to, entre­na­do­res, ami­gos o familiares.
  • Mie­do de no ren­dir has­ta el poten­cial propio.
  • Mie­do a no cum­plir con las expec­ta­ti­vas de los demás.

El mie­do al fra­ca­so es un tema com­ple­jo en la psi­co­lo­gía depor­ti­va, sim­ple­men­te por­que cada triatle­ta lo expe­ri­men­ta de dife­ren­tes mane­ras. Sin embar­go, cau­sa que la mayo­ría de los triatle­tas se cen­tren en evi­tar desafíos.

Cuan­do te cen­tras en lo que no quie­res que suce­da duran­te un even­to o carre­ra, es casi impo­si­ble hacer­lo con mucha con­fian­za y compostura.

Seña­les comu­nes del mie­do al fracaso

  1. Te con­cen­tras dema­sia­do en los resul­ta­dos y, por lo tan­to, te cues­ta con­cen­trar­te en el momen­to (por ejem­plo, des­ace­le­ran­do cuan­do crees que otro triatle­ta está muy por delan­te de ti).
  2. Te vuel­ves impa­cien­te si no rin­des bien en los even­tos y quie­res que las mejo­ras duran­te el entre­na­mien­to se pro­duz­can más rápido.
  3. A menu­do sien­tes que tu auto­es­ti­ma se ve ame­na­za­da cuan­do no cum­ples con las expec­ta­ti­vas dadas (por ejem­plo, crees que tu valor como per­so­na está direc­ta­men­te rela­cio­na­do con qué tan bien rin­des deportivamente).
  4. Te impor­ta dema­sia­do lo que otros pien­san y hacen supo­si­cio­nes que no son cier­tas en la reali­dad (por ejem­plo, creen que ser un com­pe­ti­dor de ultra­re­sis­ten­cia te otor­ga un esta­tus especial).
  5. Te blo­queas en los even­tos y no pue­des ren­dir libre­men­te (por ejem­plo, tu mie­do a estar en el cen­tro del pelo­tón te abru­ma y el resul­ta­do es que estás inseguro).
  6. Inten­tas dema­sia­do estar en el podio y, por lo tan­to, te dis­trae con el resul­ta­do final (por ejem­plo, en lugar de enfo­car­te en el momen­to, te pre­gun­tas si esta­rás en el podio).

Para enfren­tar­te a tu mie­do al fra­ca­so, pri­me­ro debes des­cu­brir las creen­cias irra­cio­na­les que sabo­tean tu éxi­to y reem­pla­zar esas creen­cias con una pers­pec­ti­va mejo­ra­da o nueva.

El psi­có­lo­go Dr. Albert Ellis dice que una creen­cia o idea es irra­cio­nal si:

  • Dis­tor­sio­na la realidad.
  • Es iló­gi­ca.
  • Te impi­de alcan­zar tus metas finales.
  • Con­du­ce a emo­cio­nes poco saludables.
  • Con­du­ce a un com­por­ta­mien­to derrotista.

Una nue­va pers­pec­ti­va sobre el depor­te no ocu­rre de la noche a la maña­na. Lle­va tiem­po cam­biar vie­jos hábi­tos o creen­cias que pro­ba­ble­men­te hayas man­te­ni­do duran­te años.

Al igual que apren­der una nue­va habi­li­dad, nece­si­tas tiem­po para cam­biar vie­jas creen­cias o hábi­tos de pen­sar en otras nuevas.

El siguien­te paso es adop­tar nue­vas creen­cias que te ayu­da­rán a ren­dir con más liber­tad y con­fian­za. Por ejem­plo, un mie­do al fra­ca­so está estre­cha­men­te vin­cu­la­do a la nece­si­dad de apro­ba­ción social. Por lo tan­to, tu auto­es­ti­ma está en peli­gro cuan­do crees ”…Mi éxi­to en el depor­te es sinó­ni­mo a mi éxi­to como persona..”.

¿Cuál es la creen­cia irra­cio­nal aquí? Es obvio que pien­sas que tu auto­es­ti­ma pro­vie­ne de tu logro en el depor­te. Una nue­va pers­pec­ti­va es ”…Soy mucho más que mi ren­di­mien­to depor­ti­vo. Soy una per­so­na valio­sa sin impor­tar si ten­go éxi­to o no en el deporte…”.

No impor­ta qué tan bien rin­das en el depor­te, sigues sien­do la mis­ma per­so­na que las per­so­nas en tu vida con­ti­núan apre­cian­do. Las per­so­nas cer­ca­nas a ti no cam­bia­rán sus opi­nio­nes sobre quién eres como persona.

Resu­men

El mie­do al fra­ca­so te man­ten­drá atra­pa­do en una red de ansie­dad y ren­di­mien­to ten­ta­ti­vo si igno­ras la cau­sa raíz y no la resuel­ves. Ade­más, tie­nes que abor­dar el mie­do de frente.

Esto sig­ni­fi­ca eva­luar qué tan racio­nal o irra­cio­nal es real­men­te la fuen­te de tu mie­do. Por ejem­plo, ¿real­men­te sabes por expe­rien­cia que otros no te res­pe­ta­rán si no rin­des a un alto nivel?

El paso final y más impor­tan­te para supe­rar tus mie­dos es cam­biar tu pers­pec­ti­va o creen­cias. Crea una nue­va pers­pec­ti­va que te ayu­de a cen­trar­te en esfor­zar­te por el éxi­to en lugar de evi­tar el fracaso.

Ellis obser­vó que prác­ti­ca­men­te todas las per­so­nas tie­nen una ten­den­cia a alber­gar creen­cias irra­cio­na­les. Él creía que el pen­sa­mien­to irra­cio­nal o inú­til a menu­do crea­ba emo­cio­nes poco salu­da­bles y con­duc­tas nega­ti­vas y auto­des­truc­ti­vas. Lue­go les ense­ñó a las per­so­nas a cam­biar sus creen­cias irra­cio­na­les a rea­lis­tas y úti­les, lo que él deno­mi­na desa­rro­llar una filo­so­fía más racional.

Usa tu men­te como un acti­vo en lugar de una car­ga para tu rendimiento.

(fuen­te: Dr. Patrick Cohn)

Enla­ces a todos los artícu­los de esta colección

ETIQUETAS: 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
0 0 votos
Valoración
Quiero estar al día
Avísame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Subir

Rellena este formulario para entrenar con ADN Triatleta.

Rellena este formulario


Datos personales

Elige tu modalidad

*prueba 15 días gratis para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta
Logo ADN Ciclista

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Rellena este formulario para probar 15 días gratis.

Rellena este formulario


Datos personales

*prueba durante unos días para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta