¿Realmente necesitas un entrenador para preparar un IRONMAN?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Lo has hecho: te has apun­ta­do a tu pri­me­ra carre­ra de dis­tan­cia IRONMAN: 3,8 km de nata­ción, 180 km de bici­cle­ta y 42,2 km de carre­ra. Esas dis­tan­cias por sí solas son inti­mi­dan­tes, pero hacer todo eso en 17 horas o menos ele­va la inten­si­dad a un nivel superior.

Inde­pen­dien­te­men­te de si se tie­ne o no expe­rien­cia pre­via en el depor­te, dar el sal­to a la dis­tan­cia IRONMAN es de una difi­cul­tad enor­me. Entre el tra­ba­jo, los com­pro­mi­sos socia­les y el entre­na­mien­to, las cosas pue­den empe­zar a pare­cer abrumadoras.

Para hacer un pri­mer IRONMAN exi­to­so, debes ser pru­den­te al con­si­de­rar la con­tra­ta­ción de un entre­na­dor de triatlón con expe­rien­cia en IRONMAN. Pero, ¿es la opción ade­cua­da para todos?

¿Qué obtienes con un entrenador?

Tra­ba­jar con un entre­na­dor de triatlón eli­mi­na las con­je­tu­ras de tu entre­na­mien­to. Un buen entre­na­dor de IRONMAN te guia­rá a tra­vés de todos los blo­ques de cons­truc­ción de un pro­gra­ma de entre­na­mien­to perio­di­za­do, des­de sen­tar las bases y hacer cre­cer tu motor aeró­bi­co duran­te la ”base” has­ta lo que se cono­ce como la ”cons­truc­ción”, (el blo­que más duro del entre­na­mien­to) has­ta tu carre­ra. Tener acce­so al aná­li­sis de datos y a las suge­ren­cias de ren­di­mien­to te ayu­da­rá a cla­ri­fi­car cada paso del camino.

Es bueno tener cubier­ta la par­te logís­ti­ca del entre­na­mien­to, pero un entre­na­dor te pro­por­cio­na­rá mucho más que regí­me­nes de entre­na­mien­to. Un buen entre­na­dor es gene­ro­so a la hora de orien­tar en todo, des­de lo que hay que comer antes del gran día y lo que hay que meter en las bol­sas de tran­si­ción, has­ta la for­ma de supe­rar los cre­cien­tes ner­vios que apa­re­cen al lle­gar al lugar de la carre­ra. Tam­bién te ayu­da­rá a ajus­tar tu entre­na­mien­to cuan­do la vida no vaya según lo pla­nea­do, ayu­dán­do­te a man­te­ner­te en el camino para alcan­zar tus obje­ti­vos, sin impor­tar los pro­ble­mas que te rodeen.

Con un entre­na­dor cua­li­fi­ca­do, aca­bas tenien­do un ami­go, un men­tor y un com­pa­ñe­ro triatle­ta al que pue­des con­fiar tus sue­ños, frus­tra­cio­nes, mie­dos y éxitos.

¿No se puede simplemente entrenar con los amigos/as del triatlón?

La res­pues­ta cor­ta es: cla­ro, por supues­to que pue­des entre­nar con ami­gos. Sin embar­go, ten cui­da­do con seguir sim­ple­men­te sus entre­na­mien­tos. Cada atle­ta tie­ne nece­si­da­des, obje­ti­vos, for­ta­le­zas y debi­li­da­des dife­ren­tes. Con­fiar en los pro­gra­mas de entre­na­mien­to de tus ami­gos sig­ni­fi­ca que se pier­de la indi­vi­dua­li­za­ción para tus nece­si­da­des espe­cí­fi­cas. Esto podría dar lugar a un entre­na­mien­to sin ganan­cias sig­ni­fi­ca­ti­vas de ren­di­mien­to o inclu­so a pro­ble­mas más gra­ves como las lesiones.

Una mejor mane­ra de incor­po­rar el entre­na­mien­to social es tra­ba­jar con un entre­na­dor o un com­pa­ñe­ro de triatlón de con­fian­za para esta­ble­cer qué sesio­nes se hacen mejor jun­tos y cuá­les se hacen mejor en soli­ta­rio. De este modo, ten­drás tiem­po para cen­trar­te en tus obje­ti­vos, pero tam­bién ten­drás sesio­nes en las que tú y un amigo/a podréis moti­va­ros mutua­men­te. Es un equi­li­brio deli­ca­do, pero no es impo­si­ble dise­ñar este tipo de pro­gra­ma de entrenamiento..

Un IRONMAN es caro. ¿Merece la pena añadir un entrenador?

Ins­cri­bir­se en un IRONMAN es caro lo mires por don­de lo mires. La equi­pa­ción pue­de ser cara, el via­je es duro para la car­te­ra, y aña­dir un entre­na­dor a estos gas­tos pue­de hacer que tu cuen­ta ban­ca­ria sufra un poco o bastante.

Sin embar­go, no todos los entre­na­do­res tie­nen un pre­cio ele­va­do. Pla­ta­for­mas como la nues­tra te pon­drán en con­tac­to con tu entre­na­dor de for­ma gra­tui­ta y te ofre­ce­re­mos tan­to recur­sos edu­ca­ti­vos como una serie de pla­nes de entre­na­mien­to a dis­tin­tos precios.

Al final, un entre­na­dor mere­ce la pena pre­ci­sa­men­te por­que el IRONMAN es caro. Ya has inver­ti­do mucho en lle­gar a la línea de sali­da, ¿por qué no inver­tir un poco más en ase­gu­rar­te de que cru­zas la línea de meta feliz y con resultados?

¿Cuál es el veredicto?

Con­tra­tar a un entre­na­dor de triatlón para tu pri­mer IRONMAN es una deci­sión per­so­nal. Al final del día, cada atle­ta nece­si­ta pen­sar en sus com­pro­mi­sos de tiem­po, su vida per­so­nal y sus posi­bi­li­da­des eco­nó­mi­cas. Tan­to si espe­ras pasar de la dis­tan­cia cor­ta a la lar­ga, como si sólo espe­ras aca­bar una carre­ra: un entre­na­dor hará que el via­je sea mucho más agra­da­ble, edu­ca­ti­vo y gratificante.

ETIQUETAS: 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
5 1 voto
Valoración
Quiero estar al día
Avísame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Subir

Rellena este formulario para entrenar con ADN Triatleta.

Rellena este formulario


Datos personales

Elige tu modalidad

*prueba 15 días gratis para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta
Logo ADN Ciclista

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Rellena este formulario para probar 15 días gratis.

Rellena este formulario


Datos personales

*prueba durante unos días para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta