Por qué no siempre los profesionales son un buen ejemplo

Una de las prin­ci­pa­les preo­cu­pa­cio­nes de los triatle­tas prin­ci­pian­tes es la can­ti­dad de trá­mi­tes nece­sa­rios antes de su pri­me­ra carre­ra. El kit pre­pa­ra­do meticu­losa­men­te la noche ante­rior con la sen­sa­ción de ”segu­ro que se me esca­pa algo” te resul­ta­rá familiar.

Tam­bién las emo­cio­nes de ”¿Qué demo­nios hago aho­ra?”, lle­gar lige­ra­men­te estre­sa­do a la ins­crip­ción de la prue­ba para que te entre­guen bol­sas de plás­ti­co de dife­ren­tes colo­res y una hoja de pegatinas.

Pero no hay que dar­le tan­ta impor­tan­cia. Pre­ci­sa­men­te por­que los nova­tos creen que son tan pro­pen­sos a come­ter erro­res que su labo­rio­si­dad aca­ba resul­tan­do de pocos erro­res. Por supues­to, habrá apren­di­za­jes a tra­vés del even­to, una opor­tu­ni­dad para hacer esto o aque­llo mejor la pró­xi­ma vez. Pero, por lo gene­ral, no es nada dema­sia­do calamitoso.

En con­tras­te, algu­nos pro­fe­sio­na­les, dan tan poca impor­tan­cia a según que cosa (pue­de que por la coti­dia­nei­dad de com­pe­tir) aca­ban obte­nien­do resul­ta­dos contrarios.

Prestar más atención a los detalles

Qui­zás por­que es su tra­ba­jo y com­pi­ten con rela­ti­va fre­cuen­cia, el pilo­to auto­má­ti­co entra en acción. Pero dado que se ganan la vida com­pi­tien­do, a menu­do pen­sa­mos que debe­rían pres­tar un poco más de aten­ción a los detalles.

Hace poco, en Lan­za­ro­te, en una carre­ra de Iron­man de prin­ci­pios de tem­po­ra­da los pro­fe­sio­na­les se ali­nea­ron sin tener ni idea de cómo están dis­pues­tas las boyas de giro. Des­pués de la carre­ra se comen­ta­ba que no todo el mun­do nada­ba la ruta correc­ta, pues­to que con el des­co­no­ci­mien­to de la ubi­ca­ción, fue­ron des­cu­brien­do la ruta a medi­da que avan­za­ban (o retro­ce­dían, si se habían equi­vo­ca­do mucho).

Conocer las reglas de la carrera

Tam­bién ha suce­di­do que algu­nos triatle­tas de cabe­za han lle­ga­do a salir con una bre­cha poten­cial­men­te crí­ti­ca sobre el gru­po per­se­gui­dor, pero que des­pués más de un atle­ta se ha des­po­ja­do de su tra­je de neo­preno para ir con el pecho des­nu­do y ser reci­bi­do con un estri­den­te piti­do del sil­ba­to del ofi­cial técnico.

Esto, obvia­men­te, segui­do de una lucha para levan­tar el tra­je de triatlón des­de la cin­tu­ra y todos los avan­ces gana­dos con esfuer­zo en el agua perdidos.

Hacer un reconocimiento del recorrido

En Lan­za­ro­te, al salir a la bici­cle­ta, en los pri­me­ros 800 metros había una pen­dien­te empe­dra­da que resul­tó ser el cemen­te­rio de los bido­nes aéreos, ya que muchos de los nutrien­tes se salie­ron de sus sopor­tes y se espar­cie­ron por la carre­te­ra. Un pro­ble­ma que se habría evi­ta­do con un míni­mo de reco­no­ci­mien­to del recorrido.

El pro­ble­ma de la hidra­ta­ción se repi­tió en Ocean­si­de unas sema­nas des­pués por el popu­lar pro­fe­sio­nal cana­dien­se Lio­nel San­ders. Expli­có cómo per­dió sus sum­ni­nis­tros al prin­ci­pio de la eta­pa de ciclis­mo y lue­go des­cu­brió que las bote­llas repar­ti­das en los pues­tos de ayu­da no eran del tama­ño correc­to para adap­tar­se a su bici­cle­ta Can­yon TT. El mea cul­pa de San­ders tam­bién comen­zó con el hecho de que sólo lle­va­ba gafas tin­ta­das en una maña­na nubla­da y pudo ver muy poco en la natación.

No te obsesiones con los detalles

Estos son úni­ca­men­te unos ejem­plos, pero no se tra­ta de mos­trar lo mal pre­pa­ra­dos que están los pro­fe­sio­na­les de este depor­te, sino de que, si estás empe­zan­do, no te obse­sio­nes con cada peque­ño detalle.

Inclu­so los mejo­res come­ten erro­res y mien­tras ten­gas un tra­je de neo­preno para nadar (cuan­do sea nece­sa­rio), una bici­cle­ta para rodar y unas zapa­ti­llas para poner­te en el últi­mo tra­mo, te las arre­gla­rás. Es cuan­do empie­zas a tener expe­rien­cia en este depor­te, cuan­do tie­nes que seguir preo­cu­pán­do­te por seguir sien­do igual de meticu­loso que al principio.

ETIQUETAS: 

5 1 voto
Valoración
Quiero estar al día
Avísame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Subir

Rellena este formulario para entrenar con ADN Triatleta.

Rellena este formulario


Datos personales

Elige tu modalidad

*prueba 15 días gratis para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta
Logo ADN Ciclista

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Rellena este formulario para probar 15 días gratis.

Rellena este formulario


Datos personales

*prueba durante unos días para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta