Errores habituales que se cometen en la natación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
No es un secre­to que la velo­ci­dad en nata­ción depen­de alta­men­te de la téc­ni­ca y la for­ma. De hecho, muchos entre­na­do­res esti­man que la velo­ci­dad depen­de en un 80% de la téc­ni­ca y solo en un 20% de la for­ma físi­ca. Has­ta el momen­to sabe­mos que nadar fuer­te (gas­tan­do más ener­gía) no siem­pre va a tra­du­cir­se en nadar más rápi­do… has­ta que no ten­ga­mos la téc­ni­ca bajo con­trol.
Cuan­do se ana­li­za la mane­ra de nadar de un triatle­ta, se debe prio­ri­zar arre­glar lo que pue­da deve­nir en una lesión e intro­du­cir con­cep­tos que pue­dan mejo­rar esa for­ma hacia una mejo­ra de la velo­ci­dad y la eficiencia.
Vamos a echar­le un vis­ta­zo a algu­nos de los erro­res más comu­nes de nata­ción y cómo pue­des entre­nar para evitarlos. 

Errores de natación que pueden causar lesiones:

Entrada cruzada

Técnica de natación: la respiración

La entra­da cru­za­da suce­de cuan­do tu mano entra cru­zan­do por la línea del medio del cuer­po (por ejem­plo, cuan­do la mano entra en el agua por delan­te de la línea cabe­za en vez de crean­do una línea rec­ta con el hombro).

Este es uno de los erro­res más comu­nes y pue­de cau­sar pue­de cau­sar pin­za­mien­to en el hom­bro y afec­tar a la ali­nea­ción al hacer que la cade­ra opues­ta se extienda.

Para tener una efi­cien­cia ópti­ma, tu mano se debe man­te­ner ale­ja­da de la línea cen­tral de tu cuer­po, man­te­nién­do­la en línea con el hom­bro. Cuan­do corri­jas esto por pri­me­ra vez, lo más pro­ba­ble es que sien­tas que estás entran­do muy abier­to, aun­que pro­ba­ble­men­te no lo estés.

Entrar con la mano cru­za­da pue­de ser muy difí­cil de sen­tir, espe­cial­men­te si has esta­do nadan­do así duran­te mucho tiem­po: haz­te un vídeo para diag­nos­ti­car correc­ta­men­te si la cruzas.

Cómo solucionarlo:

Obser­va cómo tu mano entra en el agua con un ejer­ci­cio como el de «ojos de coco­dri­lo», en el que man­tie­nes las gafas en la super­fi­cie del agua mien­tras nadas en esti­lo libre.
Uti­li­za un pun­to de refe­ren­cia o un espe­jo en el fon­do de la pis­ci­na para obser­var la entra­da de tu mano.

Entrada ancha

Técnica de natación: la entrada abierta

Otro movi­mien­to que pue­de pro­vo­car un pin­za­mien­to del hom­bro es entrar con una posi­ción dema­sia­do ancha. Pue­des ser espe­cial­men­te pro­pen­so a esto si cru­zas y lue­go corri­ges en exce­so o bien si rea­li­zas un movi­mien­to de sali­da de la mano des­pués de haber entra­do en el agua.

Cómo solucionarlo:

Para corre­gir la entra­da dema­sia­do ancha, nue­va­men­te es reco­men­da­ble el ejer­ci­cio ”ojos de cocodrilo”.

Para corre­gir la sali­da de la mano des­pués de la entra­da, es reco­men­da­ble pro­bar el ejer­ci­cio de entra­da del meñi­que, en el que nadas en esti­lo libre nor­mal, pero entran­do pri­me­ro el dedo meñi­que de la mano para que no pue­da salir hacia fue­ra des­pués de la entrada.

Entrada de la mano

 

Técnica de natación: la entrada de la mano

Un error de nata­ción que se ve a menu­do es entrar pri­me­ro el dedo índi­ce duran­te la entra­da de la mano, lo que pue­de cau­sar un pin­za­mien­to del hom­bro con el tiem­po. En su lugar, la mano debe entrar con la pal­ma pla­na, no gira­da hacia den­tro. Esto tam­bién pue­de corre­gir­se con el ejer­ci­cio de intro­du­cir pri­me­ro el dedo meñique.

Errores de natación que impiden la velocidad y la eficiencia:

Posición del cuerpo

 

Errores habituales que se cometen en la natación

En pri­mer lugar, debes ase­gu­rar­te de que tus cade­ras y pier­nas no se hun­den. Esto ocu­rre cuan­do levan­tas la cabe­za antes de res­pi­rar o cuan­do man­tie­nes la cabe­za dema­sia­do alta duran­te la bra­za­da. En su lugar, la cabe­za debe man­te­ner­se en una posi­ción neu­tral, con la mira­da hacia el fon­do de la piscina.

Cómo solucionarlo:

Un buen ejer­ci­cio para com­pro­bar la posi­ción de la cabe­za es jun­tar las pier­nas y nadar en esti­lo libre (sin pata­da y sin ‘pull­buoy’). Si las pier­nas se hun­den, es pro­ba­ble que la cabe­za esté dema­sia­do alta. Este es un ejer­ci­cio un poco avan­za­do, pero es muy bueno.

Tam­bién es muy común que los triatle­tas no man­ten­gan la cabe­za quie­ta mien­tras nadan y hagan movi­mien­tos con la cabe­za con cada entra­da de la mano. Un gran ejem­plo de vídeo para ver una posi­ción per­fec­ta y tran­qui­la de la cabe­za es el de Katie Ledecky sos­te­nien­do una taza de leche en la cabe­za mien­tras nada en esti­lo libre. Y por­qué no, inten­tar probarlo.

Katie Ledecky con una taza en la cabeza

Respiración

Técnica de natación: la respiración

La res­pi­ra­ción pue­de cau­sar gran­des pro­ble­mas en la nata­ción. En los prin­ci­pian­tes, en par­ti­cu­lar, ocu­rre que sue­len girar dema­sia­do la cabe­za y rotar en exce­so para res­pi­rar, lo que pue­de afec­tar al equi­li­brio en el agua, pro­vo­can­do una pata­da de tije­ra para corregirlo.

Cómo solucionarlo:

Uti­li­za la res­pi­ra­ción de visión divi­di­da duran­te el ejer­ci­cio de res­pi­ra­ción de pata­da fron­tal, en el que una gafa está den­tro del agua y otra fue­ra mien­tras das la pata­da con un bra­zo exten­di­do hacia delan­te y otro a tu lado. Res­pi­ra con la menor rota­ción posi­ble y vuel­ve a bajar directamente.

El agarre

 

Técnica de natación: el agarre

Una vez solu­cio­na­dos los pro­ble­mas de ali­nea­ción y equi­li­brio, pue­des tra­ba­jar para coger el agua de for­ma más efi­caz en lugar de ”res­ba­lar por el agua”. A menu­do se ve como los triatle­tas doblan dema­sia­do la muñe­ca, por lo que sólo uti­li­zan la mano para tirar del agua. Man­te­ner una muñe­ca fir­me y un codo alto para invo­lu­crar todo el ante­bra­zo en el tirón crea­rá la mejor superficie.

Cómo solucionarlo:

Prue­ba el ejer­ci­cio de los puños, nadan­do en esti­lo libre nor­mal pero con los puños cerra­dos para que te veas obli­ga­do a usar los ante­bra­zos para tirar a tra­vés del agua.

Uti­li­za palas con sólo la ban­da de los dedos (y sin ban­da en la muñe­ca) para que te veas obli­ga­do a man­te­ner la mano deba­jo del codo duran­te la toma y el tirón en lugar de dejar caer el codo.

Prac­ti­car la recep­ción del codo alto con gomas de resis­ten­cia pue­de ayu­dar­te a mejo­rar la con­cien­cia del cuer­po a tra­vés del aga­rre y el empuje.

Con­cén­tra­te en una cosa a la vez. Apren­der a mejo­rar la téc­ni­ca lle­va tiempo.

Para maxi­mi­zar tus mejo­ras, man­tén tu aten­ción limi­ta­da a uno o dos ele­men­tos de la téc­ni­ca duran­te cada entre­na­mien­to de nata­ción. Cen­trar­te en dema­sia­das cosas a la vez pue­de ser abru­ma­dor, y no podrás per­fec­cio­nar tus correcciones.

Para diag­nos­ti­car dón­de deben cen­trar­se tus esfuer­zos, haz un aná­li­sis de vídeo o cuen­ta con un entre­na­dor o un com­pa­ñe­ro de nata­ción para que te dé su opi­nión. Ambas cosas pue­den ser herra­mien­tas muy úti­les para cono­cer el pro­gre­so de tu for­ma de nadar.

ETIQUETAS: 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
5 1 voto
Valoración
Quiero estar al día
Avísame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Subir

Rellena este formulario para entrenar con ADN Triatleta.

Rellena este formulario


Datos personales

Elige tu modalidad

*prueba 15 días gratis para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta
Logo ADN Ciclista

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Rellena este formulario para probar 15 días gratis.

Rellena este formulario


Datos personales

*prueba durante unos días para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta