10 consejos para que los entrenos de Ironman no alteren tu vida familiar

Cuan­do pen­sa­mos en los triatle­tas Iron­man, a menu­do pen­sa­mos en dos cate­go­rías de depor­tis­tas; los que quie­ren com­pe­tir y los que espe­ran aca­bar. Sin embar­go, hay una ter­ce­ra cate­go­ría de par­ti­ci­pan­tes de Iron­man de la que a menu­do no habla­mos; el atle­ta de esti­lo de vida Ironman.

Estos triatle­tas sue­len tener tra­ba­jos exi­gen­tes, quie­ren pasar una bue­na can­ti­dad de tiem­po con la fami­lia y quie­ren ser acti­vos en otros depor­tes ade­más de la nata­ción, el ciclis­mo y la carre­ra a pie.

Aquí tie­nes unos con­se­jos para aque­llos que tie­nen una vida aje­trea­da, pero no quie­ren renun­ciar a nada.

Registrar y hacer un seguimiento de los kilómetros que no son de triatlón

Pue­de ser ten­ta­dor pen­sar que una acti­vi­dad habi­tual, como cami­nar por un cen­tro comer­cial, ”no es gran cosa”, pero esos kiló­me­tros y horas pue­den alcan­zar regis­tros sor­pren­den­tes. Por ejem­plo, en tres días jugan­do a golf podrías lle­gar a sumar 30–35 kiló­me­tros, y sin ni siquie­ra cami­nar por todos los cam­pos posi­bles. Recuer­da que toda acti­vi­dad físi­ca cobra un pea­je en tu cuer­po, y eso pue­de con­tar para tus obje­ti­vos gene­ra­les. Las lar­gas cami­na­tas, en par­ti­cu­lar, pue­den ser exce­len­tes para la resis­ten­cia de la carrera.

Aprovecha tus puntos fuertes

Ima­gi­ne­mos una per­so­na que de joven prac­ti­có, duran­te mucho tiem­po, algún depor­te como fút­bol, con el que apren­dió y des­en­vol­vió una gran mane­ra de correr. Por ello, duran­te gran par­te del año, podría hacer menos entre­na­mien­tos de carre­ra a pie. Solo en las seis u ocho sema­nas pre­vias a un even­to Iron­man se aña­di­ría algu­nos entre­na­mien­tos más. Espe­cial­men­te para los triatle­tas con poco tiem­po, el entre­na­mien­to depor­ti­vo fuer­te pue­de mini­mi­zar­se duran­te la mayor par­te de la tem­po­ra­da para dejar espa­cio a otras prioridades.

No tengas miedo de dar un paso atrás en el entrenamiento de triatlón

Cuan­do estés hacien­do un via­je en bici­cle­ta de una sema­na, un tor­neo de golf de cua­tro días o una sema­na de esquí de varios días, no hay nece­si­dad de satu­rar el entre­na­mien­to de triatlón en esos momen­tos. Mien­tras sigas rea­li­zan­do algu­na acti­vi­dad físi­ca bási­ca, no es nece­sa­rio nadar, mon­tar en bici­cle­ta y correr todos los días de cada sema­na, sobre todo si el inten­to de hacer­lo pro­vo­ca un estrés logís­ti­co excesivo.

Aprovecha los días de poca actividad

Si tu acti­vi­dad no rela­cio­na­da con el triatlón ha sido infe­rior a dos horas, inclu­ye un entre­na­mien­to de triatlón en ese día. Por ejem­plo, un triatle­ta des­cu­brió que nadar des­pués de jugar al golf le ayu­da a esti­rar la espal­da, lo que le pro­por­cio­na una recu­pe­ra­ción adi­cio­nal y le ayu­da a regis­trar un entre­na­mien­to de triatlón que de otro modo no habría realizado.

Planifica la recuperación de todos los deportes

Es ten­ta­dor para los triatle­tas lle­nar una sema­na con otras acti­vi­da­des cuan­do su entre­na­mien­to de triatlón dis­mi­nu­ye. Hacer esto sola­men­te con­du­ce a un len­to ago­ta­mien­to de la ener­gía y pue­de pro­vo­car lesio­nes. Cada tres o cua­tro sema­nas, pla­ni­fi­ca la reduc­ción de toda acti­vi­dad físi­ca para per­mi­tir que el cuer­po se recu­pe­re y se adap­te a la car­ga de entrenamiento.

Realiza algún tipo de trabajo de velocidad cada semana

Mucha gen­te pien­sa que el úni­co tipo de tra­ba­jo de velo­ci­dad nece­sa­rio para com­ple­tar un Iron­man se pare­ce a los inter­va­los lar­gos de tem­po o de umbral de lac­ta­to. Pero los esfuer­zos más cor­tos y com­ple­tos para el triatle­ta expe­ri­men­ta­do pue­den ayu­dar a man­te­ner la for­ma físi­ca y man­te­ner el fac­tor de dis­fru­te alto.

Realiza entrenamientos de fuerza durante todo el año

Todos los depor­tes pre­sen­tan la posi­bi­li­dad de sufrir lesio­nes por exce­so, por lo que es fun­da­men­tal man­te­ner el cuer­po fuer­te y equi­li­bra­do en gene­ral. En la pre­tem­po­ra­da, hacer entre­na­mien­to de fuer­za dos o tres veces por sema­na pue­de ser cla­ve. Estas sesio­nes pue­den durar entre 20 minu­tos y una hora. Cuan­do lle­ga la tem­po­ra­da de com­pe­ti­ción o de depor­te inten­so, se pue­de redu­cir a una sesión de fuer­za a la semana.

Sé consciente de lo que quieres para el resto de tu vida

Si tu obje­ti­vo es man­te­ner las prue­bas de 70.3 e Iron­man como par­te de tu esti­lo de vida, sin sacri­fi­car otras acti­vi­da­des que te gus­tan, se pue­de hacer. Todo es cues­tión de tener cla­ro lo que quie­res y pre­pa­rar­te para con­se­guir tus mejo­res resultados.

ETIQUETAS: 

5 1 voto
Valoración
Quiero estar al día
Avísame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Subir

Rellena este formulario para entrenar con ADN Triatleta.

Rellena este formulario


Datos personales

Elige tu modalidad

*prueba 15 días gratis para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta
Logo ADN Ciclista

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Rellena este formulario para probar 15 días gratis.

Rellena este formulario


Datos personales

*prueba durante unos días para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta