Cómo mejorar tu patada en natación

Aun­que no quie­ras dedi­car dema­sia­do tiem­po a desa­rro­llar tu pata­da, tener una pata­da débil e inefi­cien­te o patear en exce­so te pue­de cos­tar has­ta una carrera.

La pata­da de nata­ción tie­ne dos obje­ti­vos: ayu­da a la pro­pul­sión y a la posi­ción. Tan­to si estás com­pi­tien­do en dis­tan­cias sprint como en un Iron­man, quie­res que tu pata­da se cen­tre en la posición.

Una posi­ción fuer­te en el agua ase­gu­ra que tu bra­za­da será más efec­ti­va y que nece­si­ta­rás menos ener­gía para arras­trar­te por el agua. Tu pata­da debe man­te­ner­te nive­la­do y alto en el agua.

Podría­mos decir que tu tra­je de neo­preno con­si­gue el mis­mo resul­ta­do, lo cual es correc­to. Pero, con sola­men­te una peque­ña can­ti­dad de ener­gía de una pata­da efi­cien­te, tu posi­ción será mucho mejor. Tam­bién te ayu­da­rá con tu rota­ción, que nece­si­tas tan­to si lle­vas tra­je de neo­preno como si no. Y, ade­más, pue­de que no quie­ras limi­tar­te úni­ca­men­te a las carre­ras con tra­je de neopreno.

Una bue­na pata­da debe usar­se dis­cre­ción y solo duran­te cor­tos perio­dos de tiem­po para aumen­tar la velo­ci­dad. Ade­más, de vez en cuan­do, pue­de ser nece­sa­rio ace­le­rar para sal­var un hue­co, para recu­pe­rar el rit­mo des­pués de una boya o para dejar atrás a un competidor.

Patear más fuer­te duran­te un tiem­po es nece­sa­rio, pero tie­ne un cos­te, ya que te qui­ta algo de ener­gía que podrías nece­si­tar más ade­lan­te en la carre­ra. Si tu pata­da es débil, el cos­te es aún mayor.

Para el triatle­ta que sim­ple­men­te espe­ra lle­gar a la línea de meta con algo de dig­ni­dad, emplear una pata­da sua­ve y cons­tan­te que opti­mi­ce su posi­ción en el agua es el camino a seguir. La excep­ción es cuan­do estás a pocos minu­tos de la meta. Aumen­tar el vigor de tu pata­da hará que las pier­nas se calien­ten un poco, lo que te ayu­da­rá cuan­do sal­tes a la bicicleta.

La pata­da no sola­men­te te ayu­da a nadar de for­ma más efi­cien­te. Es una for­ma fan­tás­ti­ca, sin impac­to, de for­ta­le­cer los teji­dos conec­ti­vos de las rodi­llas y las cade­ras. Tam­bién tra­ba­ja el core y los cuá­dri­ceps de for­ma espe­cí­fi­ca para este deporte.

Debe­rías dedi­car un 10% de tus entre­na­mien­tos de nata­ción a la pata­da. Una per­so­na con una pata­da fuer­te pue­de man­te­ner esa pata­da fuer­te con menos, pero un nada­dor con una pata­da débil pue­de nece­si­tar dedi­car un poco más de tiem­po para aumen­tar su fuer­za de patada.

La técnica adecuada

Man­tén los dedos de los pies en pun­ta, lo que requie­re tobi­llos fle­xi­bles. Si tie­nes las arti­cu­la­cio­nes rígi­das, las ale­tas pue­den aumen­tar tu ran­go de movi­mien­to. Los esti­ra­mien­tos en seco, sen­tán­do­te sobre los pies e incli­nán­do­se sua­ve­men­te hacia atrás, tam­bién pue­den ayudar.

Ase­gú­ra­te de que tu pata­da se ori­gi­na en las cade­ras, no en las rodi­llas. Dobla lige­ra­men­te las rodi­llas en la subi­da de la pata­da, pero man­ten­las fir­mes en la baja­da. Evi­ta que tu pata­da sea dema­sia­do amplia: ima­gi­na que das una pata­da den­tro de un cubo imaginario.

Un nada­dor con una pata­da de tije­ra ancha, o un pie que sale dis­pa­ra­do fue­ra del agua con regu­la­ri­dad, segu­ro que tie­ne algo en la par­te delan­te­ra de su bra­za­da que nece­si­ta aten­ción. Una entra­da de la mano dema­sia­do amplia o un cru­ce son los ins­ti­ga­do­res más probables.

Pien­sa en lle­gar a la super­fi­cie del agua con los pies, pero no dejes que los pies sal­gan del agua. No hay pro­pul­sión ni posi­ción por enci­ma de la super­fi­cie del agua.

Tra­ba­ja tu pata­da duran­te el entre­na­mien­to, y lue­go úsa­la con mode­ra­ción duran­te la carre­ra. Recuer­da que des­pués de nadar tie­nes que peda­lear y correr. Empe­zar la nata­ción con una pata­da débil o gas­tar dema­sia­da ener­gia sig­ni­fi­ca­rá tener las pier­nas más débi­les en las dos prue­bas siguientes.

ETIQUETAS: 

5 1 voto
Valoración
Quiero estar al día
Avísame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Subir

Rellena este formulario para entrenar con ADN Triatleta.

Rellena este formulario


Datos personales

Elige tu modalidad

*prueba 15 días gratis para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta
Logo ADN Ciclista

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Rellena este formulario para probar 15 días gratis.

Rellena este formulario


Datos personales

*prueba durante unos días para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta