Correr por potencia, ¿cómo funciona?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

La poten­cia es un sis­te­ma de medi­ción que des­de hace poco está empe­zan­do a des­ta­car entre los corre­do­res. Nos per­mi­te aña­dir un nue­vo pará­me­tro a la reco­pi­la­ción de datos de nues­tros entre­na­mien­tos y al aná­li­sis de estos.

Uso de la potencia en la carrera a pie

El uso de la poten­cia se está popu­la­ri­zan­do cada vez más por las ven­ta­jas que ofre­ce res­pec­to a las otras tres mane­ras de medi­ción del esfuer­zo que tene­mos al alcan­ce: la fre­cuen­cia car­día­ca, el GPS (para medir velo­ci­dad y rit­mo) y las sen­sa­cio­nes pro­pias del atleta.

En estas tres ante­rio­res obser­va­mos que se nos pre­sen­ta una cier­ta difi­cul­tad para obte­ner unos datos com­ple­ta­men­te obje­ti­vos de la carre­ra a pie.

Pues­to que la fre­cuen­cia car­día­ca impli­ca muchas varia­bles (como el calor, la hora del día, el momen­to de la tem­po­ra­da, etc.) y no per­mi­ten obte­ner un resul­ta­do com­ple­ta­men­te fidedigno.

Por ello, aun­que la valo­ra­ción del entre­na­mien­to rea­li­za­do vaya de la mano del rit­mo indi­ca­do por el GPS, este tam­bién tie­ne un alto mar­gen de error por pre­ci­so que sea.

El tiem­po o el terreno pue­den variar los rit­mos y hacer de esta una medi­ción poco fiable.

La poten­cia (que se obtie­ne de la fór­mu­la: fuer­za x velo­ci­dad) nos per­mi­te extraer datos ins­tan­tá­neos y es una repre­sen­ta­ción muy exac­ta de la reali­dad del atleta.

Esta herra­mien­ta nos per­mi­te defi­nir más con­cre­ta­men­te nues­tro entre­na­mien­to por inten­si­dad. Pode­mos des­cu­brir gra­cias a los medi­do­res de poten­cia la can­ti­dad de ener­gía que hay en cada una de nues­tras zancadas.

Diferencias entre el pulso y la potencia

El pul­so y la poten­cia son dos tipos de medi­cio­nes dife­ren­tes. La pri­me­ra se encar­ga de la fre­cuen­cia car­día­ca, nos indi­ca el esfuer­zo car­dio­vas­cu­lar de nues­tro corazón.

El pul­so es algo incon­tro­la­ble, pues­to que depen­de de nues­tra sis­te­ma ner­vio­so autó­no­mo y no es un pará­me­tro que poda­mos variar a nues­tro gus­to: tie­ne cier­ta autonomía.

Por otro lado, la poten­cia es indi­ca­do­ra del tra­ba­jo mecá­ni­co que rea­li­zan nues­tros múscu­los. A más alto nivel de tra­ba­jo mus­cu­lar, la poten­cia será más alta.

La fre­cuen­cia car­día­ca no es un indi­ca­dor ins­tan­tá­neo y por ello, en momen­tos de alta inten­si­dad no lle­ga a mos­trar, has­ta pasa­dos alre­de­dor de unos 2 minu­tos, la inten­si­dad a la que real­men­te se está expues­to con dicha actividad.

Por otro lado, la poten­cia es un dato ins­tan­tá­neo del esfuer­zo mus­cu­lar y nos indi­ca la inten­si­dad a la que se expo­ne la mus­cu­la­tu­ra, por otro que sea el esfuerzo.

Test FTP para la carrera a pie

Con este test pode­mos ave­ri­guar cuál es nues­tro umbral de poten­cia funcional.

Con­sis­te en estar una hora a la máxi­ma inten­si­dad posi­ble corrien­do. Aún así, como en el ciclis­mo, exis­ten dife­ren­tes mane­ras de hacer el cálcu­lo evi­tan­do rea­li­zar la prue­ba duran­te una hora.

Una mane­ra de hacer obte­ner tu FTP es con un test de 30 minu­tos de máxi­ma inten­si­dad, con un pre­vio calentamiento.

Como con­sis­te en hallar el umbral, se toma la media de poten­cia rea­li­za­da en los últi­mos 20 minu­tos de máxi­ma inten­si­dad. Obte­nien­do así el umbral de poten­cia fun­cio­nal del atle­ta tes­ta­do y des­pués apli­can­do un fac­tor de con­ver­sión al valor obte­ni­do en el test.

La potencia es muy interesante en el trail running

Debi­do a las carac­te­rís­ti­cas de los terre­nos, muchas veces no nos es dema­sia­do útil el rit­mo de carre­ra y las pul­sa­cio­nes tam­po­co res­pon­den a nues­tras necesidades.

En el trail run­ning es espe­cial­men­te intere­san­te incor­po­rar un medi­dor de poten­cia en nues­tros entre­na­mien­tos y com­pe­ti­cio­nes, como uni­dad de con­trol y medi­da. En las carre­ras de mon­ta­ña se rea­li­zan muchas ascen­sio­nes y des­cen­sos para con­se­guir lle­gar a la meta.

En estas pen­dien­tes encon­tra­mos dife­ren­tes y siem­pre cam­bian­tes por­cen­ta­jes de desnivel.

Con estos cam­bios tan rápi­dos y cons­tan­tes es difí­cil inten­tar man­te­ner un rit­mo o pul­so cons­tan­tes, pues­to que depen­de­mos del terreno.

Pero, la poten­cia que va midien­do nues­tros pasos nos pue­de dar indi­ca­cio­nes de cómo esta­mos apli­can­do la fuer­za y nos pue­de ayu­dar a man­te­ner una cons­tan­cia que no solo depen­da de las sen­sa­cio­nes propias.

ETIQUETAS: 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
5 1 voto
Valoración
Quiero estar al día
Avísame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Subir

Rellena este formulario para entrenar con ADN Triatleta.

Rellena este formulario


Datos personales

Elige tu modalidad

*prueba 15 días gratis para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta
Logo ADN Ciclista

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Rellena este formulario para probar 15 días gratis.

Rellena este formulario


Datos personales

*prueba durante unos días para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Triatleta: conviértete en mejor triatleta